Ramiro González

Diputado General de Álava

Después de muchos meses de arduo trabajo, durante las próximas semanas afrontaremos una de las épocas más bonitas que le esperan a nuestro Terrritorio en 2019. Álava se va a convertir en el centro neurálgico del baloncesto, con una Final Four de la Euroliga que nos situará en el epicentro de Europa, y una Copa de la Reina que llega a Mendizorroza con la intención de marcar un antes y un después en lo que al desarrollo del deporte femenino se refiere.

Álava ha sido siempre un lugar enamorado de este deporte, un gran número de alaveses y alavesas lo practican, y el resto se apasiona con los clubes que desde la categoría más baja hasta la más alta llevan el nombre de nuestro Territorio por las canchas. Ya no hablamos solo de Baskonia, si no que contamos con Zuzenak, Araberri o Araski en la élite.

Precisamente a estas últimas les debemos gran parte del fenómeno pro deporte femenino que vivimos en nuestro Territorio, y precisamente por ello estamos convencidos de que esta ola, que llegará en forma de Copa estos días, será un éxito sin precedentes que cambiará la forma en la que vivimos este deporte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies