Galería de fotos

La final está servida y en ella estarán los dos mejores equipos de la competición. Citylift Geieg Uni Girona y CB Femeni Sant Adria se medirán mañana en un partido vibrante del que saldrá el nuevo campeón de la Txiki Kopa. El resto de la jornada ha servido para determinar el puesto clasificatorio de cada uno de los participantes. Trelec Gernika Kesb y RPK Araski han ocupado la sexta y séptima posición mientras que las donostiarras del IDK Gipuzkoa han ocupado la última posición de la clasificación.

CB Avenida 30 – 69 CB
Femeni Sant Adria

Tan sólo un cuarto han podido aguantar las salmantinas el
poderío físico y la intensidad defensiva de las catalanas. Mucho más cansadas,
Avenida ha tirado de rotaciones para intentar estar en el partido el mayor
tiempo posible, pero el equipo no ha podido mantener el altísimo ritmo que les
han marcado sus rivales. Sant Adria ha salido con las ideas claras y para el
segundo cuarto había conseguido distanciarse de 22 puntos (10-14 / 6-24). Avenida
lo ha intentado pero ni la cabeza ni las piernas le daban para más, Sant Adria
se ha mantenido seria en defensa y en ataque tras el descanso buscando el
mínimo desgaste tras el descanso.

Sin duda las catalanas han demostrado a lo largo de la
competición que son las principales candidatas a llevarse el cetro. Su fondo de
armario será clave en el devenir de la final de mañana y Girona tendrá que
estar muy centrado e intenso durante los cuarenta minutos si quiere disputarle
el título.

Citylift Geieg Uni Girona
48 – 40 Mann-Filter Casablanca

Las cosas han sido totalmente diferentes en la segunda
semifinal. Las mañas han planteado un partido de mucho desgaste físico al que
Girona ha respondido bien en los dos primeros cuartos. Las catalanas han sabido
mover bien el balón en ataque para llegar a sus tiros y en defensa han sido
capaces de paliar la desventaja en el juego interior, merced a buenas ayudas y
a un intenso 1x1 en la defensa de la jugadora con balón. Con 23-14 se llegaba
al descanso pero con mucha incertidumbre en el resultado final.

En la reanudación el juego ha seguido siendo intenso en tareas defensivas. Mann-Filter ha conseguido arreglar sus desajustes en las ayudas y ello ha propiciado que Girona tuviera más problemas para llegar a sus tiros. Las mañas han ido recortando punto a punto la desventaja hasta ponerse por delante en el marcador a falta de 15 segundos. Girona empataba el partido desde la línea de tiros libres y dejaba a Mann la última posesión con 10 segundos que no ha sabido gestionar para ganar. En el periodo extra Girona se ha hecho con las riendas del partido gestionando mejor su ansiedad y se ha llevado la victoria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies